***Seguidores***

lunes, 16 de agosto de 2010

Manualidades para la 1º Comunión

Aunque no es un proyecto nuevo si es uno que ya finalicé y que hice para la 1º Comunión de mi hijo Luis. Como le debía las fotos a mi amiga Goretti, ahí van...
Este primer caracol fue el que tomé con posterioridad para hacer los recuerditos de la Comunión. Es el típico caracol Tilda pero en colores chillones. A mi hijo Luis le encantan lo animales y en el jardín les hace "perrerías" a los caracoles porque se comen mis flores. He aquí un pequeño homenaje.
Lo estuve hablando con mi madre y después de sacar el patrón del caracol en diferentes tamaños decidimos que esta sería la temática de la Comunión.

Mi madre se encargó de adornar una bandeja de madera con un motivo central del caracol de Tilda en el campo. Fue en esta bandeja en donde colocamos los caracoles más pequeños, todos diferentes y unos 75, que se encargó también de hacer mi madre. Gracias a ella conseguí tener todos los caracoles para el día de la Comunión. ¡Es una hormiguita! Además es supermeticulosa y le encanta hacer manualidades como a mi. A ver si en otra entrada os muestro la bisutería que hace. ¡Qué manos y qué imaginación tiene mi madre! ¡Qué madre sólo hay una!

Este es uno de los caracoles planos que adornaban el lateral de la caja de madera que contenía a los caracoles. Tenía dos en cada lado y en los lados más largos había una "montaña" entre los caracoles. Todos son diferentes y todos tienen una "estética " distinta.
El tamaño de estos caracoles es un poco más grande que el que luego tendrían los que se hicieron para los recuerditos.



Para las mesas decidimos que el color sería el azul. Las mesas eran blancas con el cubremantel en color azul cielo que no celeste. Habían 5 mesas y, por lo tanto, 5 centros que confeccioné yo con mis manitas.
Lo primero fue hacer los caracoles. Todos están hechos con diferentes telas (puntos, rallas, lisas) en todos blanco y azul celeste.
Luego hice flores (los patrones también los saqué del mismo libro que el de los caracoles, ranas, libélulas, etc...). Y luego cada uno llevaba un animalito adicional diferente o una casita de pájaros.
La flor esta hecha con las mismas telas que el caracol y fieltro; al igual que la casita de pájaros de la que no os puedo mostrar nada ya que los centros volaron...
Las libélulas las hice con foami.
Tanto las flores como las libélulas como las casitas de pájaro estaban pegadas en cañas envueltas en cinta al biés blanca.


El montaje consistió en insertar en un trozo de foam para macetas los palos de las flores, las libélulas y las casitas de pájaro. 2 palos por cada una de las macetas. ¡Ah! Las macetas eran de cinc galvanizadas en blanco y las conseguí de dos tamaños. 5 para las mesas y dos para los lados de la tarta, aunque al final me lié y los de la mesa de la tarta no los hice.

Rellené el hueco entre el foam y el borde de la maceta con birutas de fieltro, tela y foami. Me pegué todo un día haciendo cortes diminutos para que pareciera birutilla y no trozos de tela ya que no quería que se distinguiera el derecho del revés.

Las flores incluso llevaban sus hojitas y lo que hice fue combinar las rallas, los puntos y la tela lisa. En la parte posterior puse un corazón de los de Tilda. Les añadí una cinta de raso en celeste, blanco o azul ya que también son de diferentes colores y los rellené con lavanda por lo que si el día de mañana cuando el niño crezca y ya no quiera el recuerdo de la 1º Comunión lo puedes colgar en un armario o guardar en una gaveta.

Estos son los recuerditos que hizo mi madre. Bueno una pequeña muestra ya que fueron 75 y todos distintos. Unos con botones, otros con encajes, otros con croché, otros con bolitas, etc.. ¡Les quedaron monísimos!
Bueno aquí se acaba este escaparate. Espero que os haya gustado. Sólo quería enseñaros cuál fue mi primer trabajo de Tilda.
Gracias por leerme y gracias Mamá.

1 comentario:

  1. Amiga Mónica, me ha parecido increible lo que has sido capaz de hacer. No sólo por lo original y laborioso que es, sino por lo que transmites a través de tu nuevo Blog. Refleja lo que tu eres en realidad, una persona alegre y llena de vida, buena hija y hermana, buena madre y compañera (¿verdad Antonio?) y buena amiga. Gracias por darnos este regalo a todos los que te queremos de corazón desde hace muchos años. Estaré muy pendiente de las novedades que publiques semanalmente. Hasta pronto amiga. Te quiere, Natalia.

    ResponderEliminar